Invierno
de 2018

José Antonio Giménez Micó

SPANISH 321
_
Literatura hispanoamericana II
_
Identity and Independence in Spanish America:
Literature from 1880 to the Present
__
Sala: H-400.2
_
Martes y jueves, de 13:15 a 14:30
Página inicial

tonigimenez.atspace.cc/321  o  tonigimenez.000webhostapp.com/321
_
Puesto al día el 13 de abril de 2018
Enlaces a otras páginas del curso
El género gramatical femenino cubre ambos sexos


  • Hola, clase. Pues ya se acabó...
    • Ve a  lo que hicimos  para revisar lo que trabajamos la última semana... ampliado (sobre "lo real maravilloso" de Alejo Carpentier).
  • Ha sido un placer trabajar contigo. ¡Buena suerte con todos tus cursos, felices vacaciones y hasta la próxima!
Toni

Einstein
"La imaginación es más importante que el conocimiento"  (Albert Einstein)
"La tarea fundamental de la imaginación en la vida cotidiana es producir, desde la sociedad en la que tenemos que vivir, una visión de la sociedad en la que nos gustaría vivir"  (Northrop FryeThe Educated Imagination)
_

Wall
Pink Floyd.  "Another Brick in the Wall"  (clip)
We don't need no education...
We don't need no thought control...

  • ¿Para qué sirve la educación y, en particular, la educación universitaria? Podemos afirmar, con  la canción de Pink Floyd  y también basándonos en  Michel Foucault ("El papel de la educación formal en la construcción y reproducción del poder"),  que "la escuela" (al igual que el ejército, la cárcel, la fábrica...) es un  "muro":  un espacio cerrado en el cual el ejercicio del poder despliega una acción disciplinaria de homogeneización, de  thought control,  por retomar las palabras de  Pink Floyd.  Sin embargo, también puede concebirse la educación, en particular la universitaria, como una práctica dialógica, de interacción entre las diversas estudiantes entre ellas y con las profes, que no se limita a "adquirir" conocimientos, sino, sobre todo, a adquirirlos críticamente: poniendo siempre en cuestión las ideas recibidas y, sobre todo, lo que se presenta como "verdades absolutas".
  • Adquirir conocimientos  críticamente...  y producir nuevos conocimientos  lateralmente:  ésa es la labor de la universidad. El estudio de disciplinas que quizá algunos de nuestros gobernantes (e incluso de nuestros decanos) considerarían "inútiles" porque "no son rentables", como los estudios literarios y culturales, es fundamental para desarrollar eso que, según Einstein, es más importante que "el" conocimiento porque produce nuevos conocimientos, nuevas maneras de concebir el mundo: la imaginación. Tal como señala  Northrop Frye  en su librito  The Educated Imagination,  "la tarea fundamental de la imaginación en la vida cotidiana es producir, desde la sociedad en la que tenemos que vivir, una visión de la sociedad en la que nos gustaría vivir".

[L]a protesta de 1968 centró su lucha contra los que se percibían como los tres pilares del capitalismo: fábrica, escuela, familia. Como resultado, cada dominio se sometió a una transformación postindustrial: el trabajo en la fábrica se ha externalizado cada vez más o, en el mundo desarrollado, se “ha reorganizado” a través del trabajo en equipo interactivo no jerárquico posfordista. La educación permanente, flexible y privatizada, ha reemplazado cada vez más a la educación pública universal.


... En el capitalismo "postmoderno" el mercado está invadiendo nuevas esferas que hasta ahora se consideraban dominio privilegiado del Estado, desde la educación hasta la sanidad o la seguridad. Así, cuando el “trabajo inmaterial” (educación, manejo de afectos, etc.) se celebra como la labor que incide directamente en relaciones humanizadoras, uno no debe olvidar lo que esto significa dentro de una economía mercantil: que los nuevos dominios, hasta ahora excluidos del mercado, se han convertido en mercancía.

                                                          Miquel Seguró  y  Slavov Žižek"Su mayo del 68 y el nuestro"

  • La imaginación crea las condiciones de posibilidad para que otro mundo sea posible, sí... pero no todos los "mundos posibles" son deseables.
  • No, la universidad (y en particular, la universidad actual) quizá no sea el lugar para "destruir muros" o para "hacer la revolución"... Pero sí tiene, en mi opinión, el potencial ya no de formar "salchichas de carne molida" programadas únicamente para satisfacer las necesidades de las grandes compañías, como las del  clip de Pink Floyd,  sino de catalizar y de canalizar el potencial de creatividad, es decir, de  "imaginación educada"  de todas y cada una de las participantes en este proceso (estudiantes y profes), para así comprender la sociedad en la que vivimos, y (quizá) para empezar a concebir la sociedad en la que nos gustaría vivir.



_ 

2018  José Antonio Giménez Micó

_