José Antonio Giménez Micó

SPANISH 303
_
Lectura crítica de textos hispánicos

Lo que hicimos la semana del
3-5 de abril

tonigimenez.atspace.cc/303  o  tonigimenez.000webhostapp.com/303
_
Puesto al día el 6 de abril de 2018
Enlaces a otras páginas del curso
El género gramatical femenino cubre ambos sexos
_


En esta página irá apareciendo únicamente lo que hicimos en la última semana.

Ve a  LO QUE HEMOS HECHO  para tener acceso a una lista, puesta al día cada semana, con todo lo que hemos hecho en todas las clases precedentes.


  • Hola, clase. En nuestra última clase del martes 10 de abril, seguimos ocupándonos de  Niebla,   de  Miguel de Unamuno.
    • Esta obra transgrede o, al menos, difumina las fronteras entre lo que las convenciones al uso consideran del lado de la "realidad"  (los prólogos)  y de "la ficción" (la novela propiamente dicha): en efecto, a lo primero que se enfrenta el lector es a un prólogo que se revela ficticio, pues está escrito por uno de los personajes de la nivola (que, por cierto, es escritor). Por si esto fuera poco, a este prólogo le sigue la réplica, no menos ficticia, del "autor" M. de U., que de este modo se convierte en otro personaje de  Niebla.  Por si fuera poco, en la edición de 1935 Unamuno escribe un prólogo al que denomina  metálogo,  explicitando el rasgo principal que vehicula este prefijo meta-: el de la autocrítica.
    • No es por casualidad que, hacia la misma época, aparece otra obra, en este caso teatral (es decir,  metateatral)  que pone en escena una problemática similar entre "autor real" y "personajes ficticios" y, de esta manera, se convierte en una obra teatral cuyo referente es la teatralidad misma: es decir, que observa y critica la producción teatral:  Seis personajes en busca de autor, de Luigi Pirandello  (1921).  Las metaficciones de Unamuno y Pirandello difuminan las fronteras entre "realidad" y "ficción" y, de este modo, no sólo critican la ficción en sí, sino también la "realidad": es decir, el modo en que concebimos "lo real".
      • Desde comienzos del siglo XX se cuestiona la posibilidad de que se puede llegar a conocer objetivamente la realidad gracias a la ciencia da paso a la incertidumbre. Es en este contexto que aparece (entre otras corrientes científicas y filosóficas) la  fenomenología,  inaugurada por el filósofo alemán  Edmund Husserl  hacia 1913. Su axioma principal consiste en lo siguiente: la realidad objetiva existe, pero es inalcanzable. Percibimos la realidad a través de nuestra consciencia: es decir, a partir de nuestra concepción de ésta. A lo que cualquier consciencia tiene acceso, entonces, no es a la “realidad” bruta, sino a los  “fenómenos”:  a las “ideas” que nos hacemos de ésta, a las percepciones de esta realidad según la perspectiva que adoptemos.
  • Más allá de la opinión que cada una de nosotras pueda tener sobre este asunto, constatamos que para poder sostener mi posición es imprescindible que reconozca la legitimidad de tu posición, incluso si ésta es completamente opuesta a la mía.
    • Sólo si respetamos de entrada la posición de nuestro adversario podemos inducirle a cambiar de idea, lo cual es la finalidad última de la argumentación: no "predicar a los convertidos" (es decir, quienes tienen las mismas convicciones que yo), sino persuadir a quienes piensan de manera diferente.
    • De ahí la importancia de la concesión, que -como señala Genevieve Corredor Rodríguez- es el instrumento más adecuado en lo que denomina "argumentación bilateral", pues:
      • muestro que conozco y reconozco (respeto) los argumentos del contrario;
      • muestro que estoy abierto a cambiar mi punto de vista: es decir, a "dejarme convencer" por éste;
      • sustento mis propios arguemntos, mostrando en qué son superiores (más convenientes, más apropiados...)
  • Ha sido un placer trabajar contigo. ¡Muy buena suerte con el resto de cursos y en todos tus proyectos!

Toni


  • No es necesario (ni conveniente) que esperes a la fecha límite para entregarme tus trabajos. Planifica tu tiempo desde el comienzo de la sesión: en este curso, no se admite ninguna tarea entregada con retraso.
  • Puedes enviarme por correo-e,  en documento adjunto Word, cualquiera de las actividades escritas que debes entregarme.
    En tal caso, no me traigas una copia impresa.
    •  Fecha límite: la víspera de la clase, a medianoche.
  • ATENCIÓN: si, al contrario, se especifica que se trata de una tarea que vamos a trabajar en clase, no es necesario que me la envíes de antemano, pero sí que traigas una copia (para poderla discutir con tu equipo de trabajo en clase).

_ 

2018  José Antonio Giménez Micó